miércoles, 26 de abril de 2017

Probioticos, sí, pero...

Se sabe, como bien dice el divulgador científico Eduard Punset, que somos una comunidad andante de bacterias. Nuestro cuerpo está formado por la unión y especialización de bacterias, que trabajan de manera colaborativa por el bien común del grupo, asegurando así su supervivencia.
A esta comunidad de bacterias, hay que añadirle otra comunidad que convive con nosotros, le llamamos microbiota, o microbioma.
Esta microbiota está formada por microorganismos que pueden ser hongos, levaduras, bacterias o virus. Con una relación de 10 a 1 con las células de nuestro cuerpo.
El microbioma es una parte integral de la fisiología humana; Estudios recientes muestran que los cambios en la microbiota intestinal pueden modular la fisiología gastrointestinal, la función inmune, e incluso el comportamiento. 
Sabemos que a mayor variedad de esta microbiota, tanto en número de microorganismos como en especies, mejor predicción de salud tenemos.
La más famosa es la "flora intestinal" pero no es la única. Hay microbiota en todo el cuerpo, tanto en las mucosas, como en la piel,  el intestino, los pulmones, as fosas nasales,  los ojos, los oídos, en la vagina...
Cuando nacemos, pasamos de un medio protegido por la placenta, a un medio con mayor concentración de microorganismos. El primer contacto masivo con estos microorganismos, se produce en el canal del parto, y nuestra madre nos transfiere su microbioma vaginal a nuestra piel y mucosas.
En este momento, se puede producir el primer problema, partos velados, por cesárea, o demasiado rápidos, pueden ocasionar problemas en esa transferencia. También una excesiva higiene de la madre antes del parto, o bien una temprana higiene del niño tras el mismo, pueden alterar la cantidad y variedad de los organismos saprófitos del bebé, y ser parte de la causa de trastornos en el recién nacido.
Una solución es la administración de probióticos.
En el año 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió los probióticos como «Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador»
De un tiempo a esta parte, se está ampliando el conocimiento acerca de los probióticos, y los efectos de su uso en diferentes tratamientos de patologías muy diversas, desde los cólicos del lactante, hasta los casos de depresión, cáncer, autismo, alergias, enfermedades autoinmunes...
La industria farmacéutica ha visto la oportunidad de aprovechar esta moda, y rara es la empresa que no comercialice sus probióticos. Hay probióticos que contiene 1, 2, hasta los más completos que pueden contener 6 ó 7 especies. Recordemos que las especies que conviven en nuestro intestino se cuentan por miles, así que la efectividad de estos productos no está muy clara.
Los probióticos se vienen utilizando de manera habitual en las diferentes culturas y civilizaciones. Ejemplo son los yogures frescos, el kéfir, chucrut, kimchi y muchos otros productos lacto-fermentados.
La principal diferencia entre los producidos de manera industrial y los caseros es la cantidad y variedad de cepas presentes en unos y otros.
Como hemos dicho, los industriales pueden tener unas pocas cepas, sin embargo el chucrut puede tener más de 13 especies y en el kéfir unas 23 ó más.
¿Qué podemos hacer para beneficiarnos de los probióticos?
Incluir los probióticos en nuestra dieta, hará que nuestro microbioma se vea reforzado. Ahora bien, es conveniente que sean incluidos poco a poco. Ya que pueden darse reacciones adversas en un primer contacto, por incluir nuevas especies bacterianas. Esto puede hacer reaccionar a nuestro sistema inmune. Así que antes de nada, pida consejo a un profesional de la salud, formado en el uso de probióticos.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Transplante de heces:indicaciones y resultados


Con este título el Dr. Antonio López-SanRomán, del servicio de Gastroenterología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, se presentó en las XXXI Jornadas de actualización en patología digestiva.Organizadas por el servicio de digestivo del Complejo Hospitalario de Navarra.
Una gran comunicación, en la que nos explicó las conclusiones a las que han llegado en su servicio con esta no tan novedosa técnica.
Así empezó a recordar que a lo largo de la historia, hay indicio de tratamiento con métodos similares.  En el siglo XVII, el médico italiano Fabricius Aquapendente se refería a este tipo de terapia como transfaunación y lo utilizaba en veterinaria. Puso de ejemplo, que es usado en casos de diarreca en ganado bobino, se da bolo alimenticio rumiado de individuos sanos.
En la segunda guerra mundial, los soldados alemanes refirieron de los beduinos del desierto, que en caso de procesos de diarrea, las heces de camello eran un remidio eficaz.
La siguiente referencia sobre Transplante de Microbiota Fecal (TMF)no es hasta 1958 cuando Eiseman y colaboradores lo llevan a cabo en cuatro pacientes con colitis pseudomembranosa.
En el medio hospitalario, es muy conocido y temido el Clostridium Diffícile. En casos de administración muy prolongada de antibióticos, este microbio se hace fuerte en el intestino, provocando una disbiosis en el intestino, que puede llevar a la muerte al paciente.
Es en estos procesos por los que han empezado los tratamientos en el Hospital Ramón y Cajal. Ya que es a veces la única posibilidad viable de estos pacientes.
Los resultados, sencillamente espectaculares, 0% de reacciones adversas al tratamiento, y mejoría en el 92% de los casos estudiados y tratados.
Ahora el Dr. Antonio López-Sanromán, quiere ampliar el estudio a otros pacientes que también presentan otras alteraciones intestinales graves, como son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.
Al preguntarle por qué aún no estaban abiertos a estas u otras enfermedades, me dijo que no sabían qué efectos secundarios poodrían presentarse a largo plazo, y el problema es hoy te arreglo esto, pero plantamos la semilla para algo peor en el futuro, un virus, un cancer.... En el caso del clostridium, el riesgo beneficio es claro.
En el momento de la ponencia, había hecho transplante a un paciente con colitis ulcerosa, y era pronto para valorar los resultados.
Los principales problemas a la hora de incluir esta técnica costo-efectiva, es la elección del paciente. No pueden ser parientes de sangre, sin antencedentes personales de enfermedades víricas, obesos, con antecedentes familiares de patología digestiva... los definen como super-donantes.
La técnica es relativamente sencilla. Se recoge una muestra del tejido  linfoide del intestino del paciente, y esta se enfrenta a tres posibles donantes candidatos, y se elige a la que menor reacción de respuesta inmune haya.
La preparación al paciente, se hace igual que para una colonoscopia, ya que el mejor método de transplante de microbiota, es por esa vía. También se puede realizar por vía endoscópica o nasogástrica, pero se ha visto que los mejores resultados se obtienen por vía colónica.
Las heces del donante se tratan y se filtan y se introducen en el colon del paciente (se cargan en jeringas y se introdicen por el tubo del medio elegido)
Como he comentado, este método de tratamiento es muy asequible, comparado con otros medios de tratamiento farmacológico actual.
La terapeútica de TMF no está circunscrita a trastornos digestivos, se está viendo y valorando su acción en otros trastornos como enfermedades autoinmunes, depresión, obesidad, autismo... En un espacio de tiempo relativamente corto esta técnica la vamos a ver extenderse, por la sanidad tanto pública como privada. Cada vez hay más estudios que están investigando en el conocimiento del microbioma humano, y sus alteraciones, las conocidas como disbiosis. El futuro de la medicina se está encaminando a comprender el entorno inmediato de los seres humanos, la flora bacteriana que habita en el tubo digestivo, piel, sistema respiratorio, tracto urinario... Y su relacción con la salud.


viernes, 31 de julio de 2015

La vida en nosotros

"Somos una comunidad andante de bacterias", esto lo dice El divulgador científico Eduardo Punset. Desde los seres unicelulares primigenios, la vida en la tierrra ha ido evolucionando, gracias a la competencia, la adaptación, y también a la colaboración entre especies de bacterias. Unas siguen viviendo de manera individual, y otras se han agrupado para formar los seres pluricelulares entre los que nos encontramos los seres humanos.

La vida en nosotros es una serie documental de dos capítulos, en la que se muestra que nuestro cuerpo, en sí mismo, es un gran ecosistema para muchas especies de microorganismos, que se relacionan entre ellos, y con nosotros. Como ocurre con cualquier ecosistema, en el cuerpo humano también ocurren diferentes circunstancias que pueden alterar este ecosistema, y hacerlo inestable.
En relativamente poco tiempo, hemos pasado de vivir en un entorno natural a utilizar entornos cada vez más asépticos, jabones, detergentes, cloro, desinfectantes,con alimentos muy elaborados, con fármacos antibióticos... Todo esto hace que nuestra microbiota, que son los microorganismos que habitan con nosotros, sea menos abundante, y menos variada. 

Dentro de las entrevistas a expertos que ofrece este documental, hay una en la que explican que se realizó un experimento con estudiantes sobre la flora bacteriana que habitaba en sel ombligo, los resultados fueron que en los distintos sujetos analizados había una variabilidad de unas 2500 especies diferentes de microorganismos, algunos tenían más de 2000 y otros tan sólo 5 ó 6. Y comprobaron que a más variedad de estas especies, mejor índice de salud.

Para poder minimizar los estragos en nuestra microbiota, recomiendan menos estrés, evitar alimentos procesados, tomar alimentos probióticos, entrar en contacto con la naturaleza dónde hay una mayor diversidad de especies microbianas. Aumentando el número de microorganismos en contacto con nosotros, es más difícil que una especie predomine sobre las demás y colonice a nuestro organismo, provocando enfermedades. Y por otro lado, al haber un mayor número de microorganismos, nuestro sistema inmune, permanece ocupado con estos microorganismos y no provoca ataque a nuestro propio organismo, como sucede en las enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, las alergias, las enfermedades reumáticas...

Quizás es hora de cambiar nuestro modo de ver a estos microorganismos y aprender a convivir con ellos de una manera equilibrada, ya que si les dejamos un hueco para vivir, nuestro cuerpo lo agradecerá.

"Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo" eso lo decía José Ortega y Gaset, quizás se refería a nuestra microbiota...

Aquí podéis ver el primer capítulo:




Y aquí el segundo:


sábado, 25 de abril de 2015

¿Qué es la Osteopatía?¿Qué es un osteópata?



Muchas veces, los pacientes me preguntáis ¿Qué es la Osteopatía?¿Qué es un osteópata? Y hasta ahora, era la pregunta que más temía que me hicierais, por que yo no lo tenía muy claro, por que no es fácil de explicar...

La osteopatía comienza en Estados Unidos, por un médico, el doctor Andrew Taylor Still. En 1874, Still trató su primer caso de disentería hemorrágica en un niño de cuatro años en el que observaba que tenía el abdomen blanco y muy duro y por el contrario la zona lumbar roja y muy caliente lo que le llevo a pensar que el problema era óseo y lo trató, desde este punto de vista osteopático, con gran éxito, lo que supuso el despegue definitivo de la osteopatía. A partir de 1892 se funda la primera universidad de medicina osteopática en Estados unidos, dónde un médico osteópata o doctor en medicina osteopática (D. O., por sus siglas en inglés) es un médico con licencia para practicar la medicina, llevar a cabo cirugías y prescribir medicamentos. La osteopatía pasó de Estados Unidos a Gran bretaña, de ahí al resto de Europa y del mundo.

En España no hay reconocimiento oficial a esta titulación. Esto genera un problema, que por esta falta de regulación de los estudios de formación en Osteopatía, existen cursos con una exigencia formativa muy variada. Desde cursos de fin de semana, hasta las formaciones que cumplen con los estándares europeos. En el caso de la Escuela de Osteopatía de Madrid (EOM), donde yo me formé, cumple con estos estándares de formación europeos, es decir, 175 créditos ECTS (4375 horas)
La práctica de la osteopatía, está amparada por varias profesiones sanitarias.  En mi caso, es  la diplomatura en fisioterapia, requisito previo imprescindible para cursar estudios en la EOM, la que me capacita legalmente para el ejercicio profesional de la osteopatía.

¿Y en que se basa el concepto osteopático?


El cuerpo humano, es una comunidad de bacterias que conviven en base a un beneficio común, la supervivencia. Estas bacterias se desarrollan a partir de la unión de dos células, procedentes de nuestros padres. Desde ese momento, se van multiplicando dentro del cuerpo de la madre. Los grupos de células formaran los órganos y los sistemas, cooperando unos con otros para asegurar la subsistencia. Si todo va bien, el bebé nacerá. Y su sistema celular seguirá desarrollándose y multiplicándose, y  ya no va a dejar dejar de hacerlo, hasta la muerte.

Desde el momento de la concepción, pueden pasar accidentes que alteren tanto la disposición como la función de esos grupos organizados de células. Generalmente, el sistema celular se adapta a esos eventos con un coste más o menos importante, y si no es capaz de adaptarse, muere. La enfermedad, es un intento de adaptación, que según su gravedad dejará unas secuelas más o menos aparentes en el funcionamiento y/o estructura del cuerpo.

La osteopatía trata de minimizar el impacto de estas alteraciones en los diferentes sistemas que componen el cuerpo humano, desde su desarrollo fetal, hasta la vejez.

En mi consulta, tiene una gran importancia el relato de la historia lesional del paciente, no sólo la actual, también los hechos pasados, independientemente del tiempo transcurrido desde que se produjeron. Estos relatos son fundamentales para hacerme una idea de lo que le ocurre al paciente.
Después se pasa a una evaluación del paciente, para ir aproximándome más a un diagnóstico del problema que le aqueja al paciente. Y estos problemas pueden ser muy variados, ya que cualquier estructura en el cuerpo, puede verse afectada o dañada.

Una vez hecha esa aproximación diagnóstica se procede al tratamiento. En mi caso, las técnicas que empleo son manuales. Estas técnicas, están dirigidas a restaurar el normal funcionamiento de las estructuras del paciente. Por ejemplo, un paciente puede venir aquejado de dolor en la parte baja de la espalda, y este dolor estar ocasionado por un problema muscular, de las articulaciones entre las vértebras,  del funcionamiento en el riñón, o por un problema emocional. Muchas veces, lo más común, suele ser una mezcla de factores. Con las técnicas de la osteopatía, tratamos de mejorar el movimiento de los músculos, articulaciones, arterias y venas, órganos internos... Si todo se mueve mejor, todo funciona mejor. Aquí podéis profundizar más en el conocimiento de esta disciplina, y en el siguiente vídeo, podéis ver un ejemplo de las técnicas osteopáticas.
Una última nota, la osteopatía tiene sus limitaciones, por eso la necesidad de completarla con una red de colaboradores expertos en otras áreas, yo tengo el orgullo de estar rodeado de excelentes profesionales, aquí puedes verlos.





domingo, 8 de febrero de 2015

¿QUIERES ELIMINAR EL ESTRÉS?


Sagrario Sáinz es la encargada de impartir los cursos de control mental en nuestro centro. Nos manda este escrito, en dónde recopila una serie de estudios científicos que avalan las prácticas como los cursos de control mental, os dejo con ella.

Numerosos estudios científicos demuestran que prácticas como el control mental, la meditación y la relajación, ayudan a eliminar el estrés, alivian la ansiedad y son un potente analgésico para el dolor crónico.

Los estudios realizados por el neurobiólogo Fadel Zeidan y publicados en el Journal of Neuroscience, indican que la meditación y la relajación tienen un efecto analgésico que duplica al de la morfina. Más tarde comprobó que estos ejercicios mentales también reducen la ansiedad. Basta, dice, con tres minutos diarios para que los efectos se noten.

Hielen Luders, de la Universidad de California en Los Ángeles, publicó un estudio en la revista NeuroImage en la que demostraba que la anatomía neuronal de quienes meditan es radicalmente distinta a la media de la población. Tienen más volumen de células nerviosas en el hipocampo, la corteza orbitofrontal y otras zonas que regulan las emociones. Además suelen ser más estables emocionalmente, tienen mayor capacidad de concentración y autocontrol, unos niveles bajos de estrés y un sistema inmune robusto.

La Asociación Estadounidense del Corazón se ha convertido en una acérrima defensora de estas prácticas. Richard A. Stein, un experto en prevención de enfermedades cardiovasculares de la Universidad de Nueva York ha comprobado que relajarse, meditar o practicar el control mental reduce la probabilidad de sufrir un ataque al corazón o un ictus hasta un 48%.

Además son un importante antídoto contra el estrés. El primero en demostrarlo fue Jon Rabat-Zinn, un biólogo molecular del Instituto de Tecnología de Massachussets. El mismo lo practicó y fundó un programa de reducción del estrés que hoy utilizan centros médicos y clínicas universitarias de todo el mundo.

Usando estas prácticas, psicólogos de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, han conseguido que tres cuartas partes de los pacientes a los que trataban por depresión dejaran de tomar antidepresivos y se curaran en cuatro meses.

¿Quieres participar de estos beneficios? 
¿Quieres aprender cómo eliminar el estrés y mejorar tu vida?

Apúntate al curso de control mental que tendrá lugar los días 17 y 18 de noviembre del 2017 en Pamplona, en el centro  Osteopatía Archanco.

Dirección: Sancho el Fuerte 9


Contacto e Inscripciones: 948 27 40 68



sábado, 24 de enero de 2015

Javier Larráyoz, Nutrición y dietética.

Uno de los pilares de la buena salud es la alimentación. En nuestro centro dispones de uno de los mejores profesionales de Navarra, y nadie mejora que él mismo,  Javier Larráyoz, para presentarse:

 Soy Diplomado en Nutrición y Dietética por la Universidad de Navarra en el año 1997, desde entonces sigo formándome tanto en formación  oficial y reglada como en terapias complementarias intentando unirlos para preparar el mejor tratamiento en cada caso.

Estoy colegiado en el Colegio oficial de dietistas de navarra con el nº 187, y pertenezco a varias asociaciones de Nutrición.

¿Ésta CONSULTA DE NUTRICIÓN es cómo todas?

Entiendo la palabra DIETA o RÉGIMEN, no como sinónimo de privación, de castigo, de sacrificio, sino como CONCEPTO POSITIVO como sinónimo de un ESTILO DE VIDA SANO que nos permita vivir muchos años y buscando la mejor de CALIDAD DE VIDA.

Cada día se refuerza la relación de la buena nutrición con prevención de diferentes enfermedades y con la mejora en las terapias de otras, en algunos casos de manera determinante.

Aquí no hay dietas milagro ni remedios excepcionales, aquí hay formación y experiencia.

Aquí no trabaja un nutricionista que “hace dietas” sino un profesional sanitario que entiende la alimentación de manera integral, como una parte muy importante del equilibrio de la persona.”Somos lo que comemos y lo aprovechan nuestras células”, si no me alimento/nutro bien, difícilmente tendré buena salud ( no todo el mundo tiene una genética excepcional).

La alimentación da placer y vida, es disfrute con nuestros seres queridos, es fuente de emoción, ocupación y a veces preocupación. Desde que nacemos hasta que morimos comemos y bebemos varias veces al día, cuando vivíamos más en contacto con la naturaleza teníamos más claro qué comer…. Hoy en día las prisas y la publicidad no siempre adecuada condicionan nuestra alimentación, para eso estamos los profesionales sanitarios de la nutrición. Para orientar y ayudar a corregir errores.

Aquí puedes aprender que alimentos son más saludables, a saber qué tipo de aceites, cereales, legumbres, carnes, frutas, pescados deben ser la base de tu alimentación correcta; a cómo cocinar, preparar, conservar…; a qué comer, beber según tus gustos y necesidades para cumplir tus objetivos de Salud.

Aquí se realizan planes de alimentación TOTALMENTE PERSONALIZADOS y adaptados a cada persona y circunstancias, según turnos de trabajo, horarios de estudio, según objetivos deportivos, o para aliviar, mejorar o corregir diversos transtornos/patologías.

Aquí trabaja un diplomado en nutrición que se ocupa también de casos de ansiedad, estreñimiento pertinaz, insomnio, menopausia, depresión….

Aquí en los planes de adelgazamiento se prioriza la pérdida de grasa y no sólo de peso porque si únicamente valoramos la pérdida de peso no sabremos si perdemos líquidos, grasa, masa muscular…

Aquí no hay efecto yo-yo. LOS PROGRAMAS DE “ADELGAZAMIENTO”, SON APRENDIENDO A COMER, A COMPRAR, A COCINAR…. SIN BARRITAS NI BATIDOS.

Igualmente se puede dar orientación sobre actividad física y ejercicios, relajación…., ya que son partes del equilibrio de la salud.

Aquí sabemos que el organismo de cada persona se comporta de manera diferente ante determinadas situaciones, por lo que se estudia cada caso de manera personalizada a fin de determinar qué tipo de dieta, suplementación nutricional y tratamiento es el adecuado para el mantenimiento óptimo de la salud y la mejoría o curación de trastornos, patologías o enfermedades crónicas ya existentes, incluso aquellas que creemos a primera vista que no tienen nada que ver con nuestra alimentación.

Unas últimas reflexiones:

Lo que engorda no es bueno (¿y las nueces son buenas?), lo que no engorda es bueno ( ¿la cocacola zero es un alimento?).

Estar delgado no es sinónimo de disfrutar de plena SALUD.

Tener sobrepeso no es sinónimo de tener mala salud presente, pero indica una alimentación no equilibrada con la actividad física. Otra cosa es la obesidad.

Si pierdo peso, puedo hacerlo sin efecto rebote, porque habré aprendido.

Quitarse el hambre no quiere decir que estemos correctamente alimentados ¿Aportamos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo y nuestra mente, para su mejor funcionamiento?, nuestro estilo de vida a veces condiciona demasiado nuestra forma de alimentarnos. PREGUNTA AL NUTRICIONISTA CÓMO MEJORARLO.

Si tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nosotros

sábado, 18 de octubre de 2014

Mi hijo no oye bien

Hay veces que te puedes preguntar si tu niñ@ oye bien. Esto ocurre generalmente, cuando pareciera que tu hij@ "desconectara". Según la edad de las sospechas, pueden aparecer diferentes signos
dichos signos varían desde no girar la cabeza hacia la fuente de sonido, a repertir el consabido ¿Qué?...
Cuando le llamas desde otra habitación , ni caso. Ponen la tele muy alta. Otras veces no son capaces de entender lo que se les dice, o de repetir una frase. En el cole os dicen que parece que se distrae mucho, o que no hace caso a lo que se le dice, sobre todo en tareas de escuchar con atención.

Para la detección de problemas auditivos en el aula, según Levey y colaboradores de la Universidad de Nueva York (2012) hay que prestar alerta cuando los niños:

—Entienden erróneamente lo que se les dice.
—Parecen desatentos en tareas en las que hay que escuchar.
—Tienen problemas con la percepción de ciertos sonidos (como por ejemplo la s, f, z, ch).
—Miran a los demás niños para entender lo que están haciendo o diciendo.
—Están fatigados al final del día.
—Se evaden y abstraen en las situaciones que requieren una buena audición.
Este es el oído desde la oreja, hasta el nervio auditivo, Su funcionamiento es el siguiente. Las ondas sonoras son recibidas dirigidas por la oreja hacia el conducto auditivo y chocan contra el tímpano, que vibra y hace moverse a la cadena de huesecillos( martillo yunque y estribo) y llegan a la cóclea y estimulan las terminaciones nerviosas del nervio auditivo, y finalmente son  interpretadas por su cerebro. Todo esto es lo que ocurre si todo va bien.

¿Y con los niños que no oyen, que pasa?

Puede haber muchas causas, desde problemas de tapones en los oídos, hasta un bloqueo a nivel central de origen emocional, es decir, no oyen como mecanismo de defensa.  Esto último es algo parecido a lo que podemos sentir cuando un ruido molesto de fondo es "silenciado" y sólo nos damos cuenta de su presencia cuando ese ruido cesa.
Pero la reina de las causas es la otitis media exudativa o serosa.
Cuando aparece una infección en el oído medio, se produce una secreción mucopurulenta, esta se va drenando a la nasofaringe (en la garganta, para entendernos) por medio de la trompa de eustaquio. Esto puede ir asociado a una disfunción de las trompas de Eustaquio (DTE) se presenta cuando la trompa no se abre durante la deglución o el bostezo. Esta disfunción produce una diferencia entre la presión de aire interna y externa del oído medio. Esto genera molestia en el oído y problemas temporales de audición.
Cuando la infección cesa, generalmente desaparecen los problemas de audición. En cambio, si persisten estos problemas, puede ser debido a que aumenta la secreción de moco del oído interno del niño, como defensa de infecciones, o que persiste la DTE.

Una solución propuesta en estos casos  es la colocación quirúrgica de un tubito (Stent) en la Trompa de Eustaquio que asegure la permeabilidad de la misma. Otra suele ser, esperar, por si se soluciona por sí sólo.

En Osteopatía Archanco podemos ayudar a tu hijo a que drene el contenido del oído medio, mediante técnicas de manipulación de la Trompa de Eustaquio, no invasivas. Y le enseñamos a su niño a que ventile esta parte del oído con ejercicios para hacer en casa. Con una o dos sesiones, el problema se suele solucionar.

Mientras tanto, una buena idea es mejorar la hidratación del niño. Aumentando la misma, mejora la fluidez de la producción mucosa, y así es más fácil de  evacuarla. También se suelen mejorar los síntomas con paseos por la playa, y en verano, al agua de mar. cuando las olas rompen, gotas de mar quedan en suspensión en el aire y al respirar, llegan al oído medio por la trompa y se humecta las secreciones, se licuan, y se evacuan, y a veces los niños dicen: "mamá, papá, ¡¡ahora oigo!!"